Un día de vida offline.

Desintoxicación digital.

Este nuevo vídeo viral, nos cuenta la historia de un día en la vida de una joven, sin teléfono celular.

Nos demuestra hasta qué punto los teléfonos móviles pueden interrumpir nuestras experiencias de vida y como han cambiando nuestros comportamientos en estos últimos años.

En un mundo cada vez más digital, a menudo podemos encontrarnos a nosotros mismos absorbidos por esta realidad paralela. Todos hemos groseramente sacamos nuestro teléfono en alguna cena para chequear Twitter o Facebook, e incluso hemos puesto el teléfono frente a nuestra cara en un concierto para grabar la acción en el escenario. ¿Por qué no sentarse y disfrutar del momento?

Nos hemos vuelto tan dependientes de los teléfonos móviles, que hasta revisamos el correo electrónico en la cama y aun peor muchos no pueden separarse de sus dispositivos ni durante sus vacaciones.

Una reciente encuesta reveló que más de la mitad de nosotros tenemos miedo de salir sin nuestros teléfonos. Alrededor del 54 % de las personas dicen que les preocupa estar «fuera de contacto» . Siendo las mujeres, el 17% más propensas a preocuparse que los hombres.

Todas estas situaciones exponen la manera en que las personas interactúamos hoy con los teléfonos, en detrimento de las relaciones cara a cara. No se trata de una grave problemática, solo debemos ser conscientes de ello y encontrar un sano equilibrio.