Decisiones de compra: una cuestión de fe

¿Por qué Martin Luther King dirigió el movimiento de derechos civiles? ¿Por qué los hermanos Wright pudieron idear los primeros vuelos tripulados autopropulsados? ¿O por qué Apple se convirtió en la compañía tecnológica más innovadora del mundo? Al parecer, todo tiene un “porqué”.

La gente no compra lo que uno hace sino el porqué uno lo hace”, dispara Simon Sinek. Con esto explica que la persuasión tiene un fundamento biológico que se sintetiza en su “círculo de oro”, donde se pueden distinguir tres instancias: por qué, cómo y qué. Se trata de una estructura clave para entender cómo se comunican los líderes y las organizaciones más prestigiosas del mundo, y cómo logran persuadir al consumidor para que compren lo que ellos hacen.

Aún contando con los mismos recursos, las mismas posibilidades y hasta a veces una menor experiencia o trayectoria, todos los hombres que marcaron la historia y las organizaciones que la siguen escribiendo comparten un patrón: se comunican desde lo inconsciente o irracional, desde una creencia, desde el porqué hacen lo que hacen. Esta es la actitud que conduce al éxito. Una forma diferente de comunicarse con la gente en un mercado donde todos ofrecen productos con características similares.

En resumidas cuentas, el verdadero negocio no pasa por comunicar lo que uno produce, sino lo que uno cree.

¡No te pierdas esta increíble conferencia donde Simon Sinek nos explica cómo los grandes líderes inspiran la acción!