La fórmula de Coca-Cola en el mejor comercial de su historia

Cómo logró Coca-Cola que el comercial «Para todos” del 2002 fuera reconocido como el mejor Lápiz de Platino histórico de los últimos 30 años, entre todos los ganadores desde 1983 hasta 2011.

Unas cuantas botellas, algunas latas, tapitas, etiquetas… Cuando la creatividad abunda, se puede hacer mucho con muy poco. Y así fue que unos cuantos ingredientes, el equipo creativo de la agencia McCann Erickson liderado por Martín Mercado, descubrió la fórmula más exitosa de Coca-Cola desde el 2002.

La idea consistió en mostrar partes de diferentes envases de la marca y, con unas pocas palabras, transmitir un mensaje simple, claro y universal.

Existe una gran cantidad de comerciales memorables y multipremiados en todo el mundo, pero “Para todos” es uno de los pocos (si no el único) que se puede ver una y otra vez sin dejar de sorprenderse, y donde cada imagen y cada palabra sacan a la luz los valores más profundos de la marca, sin dejar de mostrar nunca el producto. ¿Cuántos comerciales increíblemente creativos ampliamente recordados y comentados lograron tal exposición de la marca? O peor aún, ¿cuántos comerciales increíblemente creativos no terminaron siendo asociados directamente a la marca que debían anunciar?

El mensaje de unión y optimismo propuesto en esta campaña fue capaz de traspasar fronteras idiomáticas y culturales, incluso cuando las redes sociales no existían, logrando proyectarse en unos 40 países, traducirse a 23 idiomas diferentes y convertirse en uno de los más recordados de la historia de Coca-Cola. Este es un claro ejemplo del poder de conexión que tienen las buenas ideas, sin importar el formato y las plataformas donde se implementen.

La clave del éxito indiscutido de este comercial, radica en la perfecta combinación que hizo Mercado de los 7 mandamientos planteados por David Ogilvy en su libro «Ogilvy on Advertisement» ¡hace más de 30 años!

1- «Tu rol es vender, no dejes que nada te distraiga del único propósito de la publicidad.»

3- «Estudia detalladamente a tu consumidor.»

4- «Piensa en el consumidor como tu mujer, ella quiere toda la información que puedas darle.»

5- «Háblales con el lenguaje que usan cotidianamente.»

6- «Escribe excelentes titulares y habrás invertido correctamente el 80% de tu dinero.»

7- «Destaca el producto convirtiéndolo en el héroe.»

Sin dudas, este es un claro ejemplo del poder de las buenas ideas para trascender más allá del tiempo y las distancias, más allá de las diferencias generacionales y los medios comunicacionales. Este es el poder de esta campaña de Coca-Cola, que demuestra por qué sigue liderando desde hace más de 125 años el negocio de bebidas sin alcohol para los optimistas, para los pesimistas, para las familias, para los románticos, para los comprometidos, para los que viven solos, para los que viven juntos, para los transparentes, para los músicos, para los precavidos, para los fuertes, para los que se superan, para los que participan, para los que suman, para los de acá, para los de allá, for everyone, für jeden, for oss alle, opaite upevarâ, para sa lahat, for alle, para todos… para vos.


Por Alan Pérez, redactor creativo de NSB
Foto vía: coca-cola-ar.com