Marketing digital 2014-2015: la conquista del nuevo consumidor

El marketing en redes sociales ha sido uno de los escenarios más cambiantes durante el 2014: Facebook, Twitter, Vine, algoritmo, generación Z, millennials, son algunas de las palabras que fueron más mencionadas en los últimos 11 meses, marcando las tendencias sobre las que las marcas han debido planear sus acciones.

El avance de las nuevas tecnologías dibuja un frente a veces abrumador para los anunciantes. En este contexto, conocer los movimientos que marcaron tendencia durante el último año, consituye un objetivo clave a la hora de planear una estrategia para el próximo año.

1. La guerra mobile:

Los dispositivos móviles son el futuro y todas las empresas lo saben. Por lo tanto, su misión pasa por fidelizar a los consumidores a través de estos soportes.
Durante 2014, las redes sociales invirtieron todos sus esfuerzos en afianzar sus posiciones en este nicho de mercado: los anuncios móviles de Facebook suponen ya el 66% de los ingresos de la red social; Twitter ha lanzado Fabric, una plataforma para desarrolladores que la reposiciona en el mercado; Snapchat, la app de conversaciones más prestigiosa de la Generación Z, ya ha incorporado anuncios. Y lo mismo ha hecho de forma internacional Instagram.

2. La derrota de la publicidad gratuita:

El 2014 estuvo marcado por la reducción progresiva del alcance orgánico de las actualizaciones de páginas corporativas en Facebook, haciendo que llegar a los consumidores de una forma natural sea toda una odisea.
Con su último cambio en el algoritmo que regula qué aparece en el feed de los usuarios, penalizará a los contenidos demasiado parecidos a la publicidad de un producto o una empresa, acción que consituye el principal objetivo de las firmas en la red social.
Por lo tanto, la única estrategia posible para seguir llegando a los consumidores está en los posts patrocinados. Aunque en el último año, los precios de los anuncios en Facebook han subido un 274%.

3. La retirada hacia plataformas adfree:

Cada año aparecen nuevas propuestas en el entorno del socialmedia.
El gran lanzamiento del 2014 fue Ello, la red social sin anuncios que hacía de la privacidad la mayor de sus funcionalidades. La increíble cifra de petición de invitaciones que consiguió en sus primeros días, constiuye un verdadero llamado de atención sobre las marcas que intentan comunicarse con los consumidores sin tener en cuenta cómo estos se enfrentan a las redes sociales.
Los usuarios están cada vez más preocupados por lo que las compañía saben de ellos y también por lo que eso supondrá.

4. La publicidad teledirigida:

La hipersegmentación publicitaria se afianzó durante el último año, y su avance sigue abriéndose camino hacia el 2015.
Las redes sociales acumulan un elevado número de información sobre los consumidores y son, por lo tanto, unas jugadoras aventajadas en un mercado que cada vez está más dominado por el big data y los análisis de datos asociados. Facebook, por ejemplo, cuenta con toda la información que los consumidores realizan dentro de su entorno controlado y fuera de él. La compañía ha empezado a usar todo ese caudal de información.

5. El video afianza su reinado:

Twitter lanzó Vine en enero de 2013 y le siguió Instagram unos meses después.
Vine ha aumentado el engagement en Twitter y ha creado toda una estrategia asociada, como ha hecho también el video en Instagram.
Pero no son las únicas redes sociales que han afianzado su poder en el mundo del video: Facebook incorpora cada vez más videos y son más los usuarios que recurren a esta plataforma para acceder a estos contenidos. De hecho, una de las grandes preguntas del año ha sido si Facebook conseguirá o no superar a YouTube en el mercado del video online.
Teniendo en cuenta que según datos de la IAB, la inversión en publicidad en vídeo en 2014 subió un 24%, es de entender este creciente interés por parte de la industria social por estos contenidos. Los anunciantes quieren videos pero también los consumidores: las cifras de consumo de video online han subido en 2014 un 43%.
Uno de los cambios para el futuro inmediato que planea Twitter es, además, incluir vídeo nativo.

6. Twitter, sigue ganando terreno:

Twitter ha mejorado su posición , convirtiéndose en una herramienta cada vez más valorada por las empresas y sus consumidores.
Un estudio de Simply Measured confirma que el engagement en Twitter ha subido de forma notable: los tuits de las marcas crecieron un 83% en engagement con respecto a lo conseguido el año pasado. Los consumidores prestan cada vez más atención a esta red social y a los beneficios que ofrecen en su relación diaria con las marcas. Así, por ejemplo, la demanda de atención al cliente por parte de los consumidores en Twitter se ha duplicado durante 2014.

7. La alianza de las redes sociales y el eCommerce:

Las redes sociales no sólo confían en lo que ya ha funcionado o en los nuevos formatos, como el video, para su futuro: las compañías de este mercado se están convirtiendo también en pioneras en otros mercados, como puede ser el del pago móvil.
Los consumidores están cada vez más interesados en estas soluciones, especialmente entre los millennials, que se muestran muy abiertos a usar sus celulares o sus perfiles sociales como herramienta para el pago, aunque hasta ahora sólo han sido empresas de nueva creación o gigantes del mundo online (tanto Apple como Google tienen ofertas de carteras virtuales) quienes han jugado con este segmento.
Las redes sociales quieren convertirse en pasarelas directas para hacerse con productos. Twitter ya está probando los botones de compra y Facebook también ha realizado pruebas como un nuevo formato de anuncio que permite comprar directamente desde el banner.

El mundo digital viene avanzando a pasos agigantados hacia el 2015, y los únicos capaces de sobrevivir en este mercado serán aquellos valientes innovadores capaces de adaptarse a los cambios y arriesgarse para conquistar la atención de los nuevos consumidores.


Fuente: iprofesional.com