SIETE CLAVES PARA ENTENDER A LAS GENERACIONES X e Y

Sugerencias pensadas para facilitar el trato con una gran proporción de Gen X que ahora son personal experimentado y gerentes de nivel medio. Autor: Marc Muchnick.
Alguna vez en el pasado los ejecutivos se preguntaron cómo motivar y tratar a la llamada Generación X (los nacidos entre 1961 y 1981).

Ahora bien, muchos miembros de la Generación X hoy día son gerentes y dueños de empresa que trabajan con la Generación Y (los nacidos a partir de 1982).

Muchnick, que escribió «Naked Management: Bare Essentials of Motivating the X Generation at Work”, nos dice: «Los CEO que alguna vez se preguntaron cómo tratar a la Generación X ahora están entrando en negocios y tratativas con ellos. Hay algunos Gen X que son CEO».

El autor nos presenta algunas sugerencias pensadas para facilitar el trato con una gran proporción de Gen X que ahora son personal experimentado y gerentes de nivel medio.

Las siguientes son las sugerencias de Muchnick que ayudan a comprender cuáles son las motivaciones de la Generación X y en gran medida de la Generación Y para llevarse mejor con ellos (en el supuesto de que usted no es uno de ellos).

El cambio enciende los motores.
A esta generación no se la compra con rutina.
Ellos saben que el cambio es un valor dado en el mundo de hoy, pero quieren estar a cargo.
Habiendo visto cómo sus padres y abuelos perdían sus trabajos de muchos años, no creen que una empresa o una corporación les asegure el futuro.

Esto hace que los motive más un proyecto que un trabajo.

Para ellos, la multitarea es un mantra.
También llamados la generación MTV, los Gen X están acostumbrados a lo que Muchnick llama el ritmo de «estallido, chisporroteo, velocidad».
«A la Generación X se la acusa de tener un período de atención muy breve, pero en realidad es que ellos simplemente disfrutan con las multitareas. Se aburren muy fácilmente, de modo que hacer una sola cosa por vez o desempeñar un rol por vez no los motiva», dice. «Son perfectos para un mercado dinámico, de ritmo veloz. Lo ven como un desafío y no lo rehúyen con temor».

La comunicación es un canal. Sintonícelo. Úselo con frecuencia.
«Los Gen X y Gen Y valoran y casi exigen una comunicación honesta. No los asusta una realidad brutal», dice Muchnick.
«Vivimos en un mundo complejo y no siempre lindo. Se sienten mayores de lo que son en verdad. Las malas noticias no les resultan inesperadas. Si usted tiene que dar malas noticias, no dude y no ande con rodeos», dice. «Ellos simplemente quieren tener la información rápidamente para poder decidir qué hacer a continuación».

La tecnología es su amigo no humano más confiable.
Mientras los trabajadores de más edad han tenido que adaptarse a la tecnología, los Gen X y Gen Y están acostumbrados a hacer que la tecnología se adapte a ellos.

«La tecnología es sinónimo de agilidad, rapidez, inmediatez, tiempo real. Es una metáfora de cómo piensan acerca del trabajo y de los procesos de trabajo», dice Muchnick.

Esperar para recibir información, esperar que un gerente se conecte para dar información los desmotiva.
«Si usted no está actualizado en cuestiones de tecnología, eso es letal para mantenerles la moral alta y el deseo de permanecer en ese lugar. Cuanto más actualizado esté y más innovador sea con respecto a la tecnología mejor llenará las expectativas de los Gen X. Cuanto menos entendida en tecnología sea su empresa, mayor será la insatisfacción de este grupo», dice Muchnick.

El ejemplo personal los inspira.
Mientras la generación anterior tuvo héroes nacionales que admirar, los Gen X han advertido que esos modelos de rol son raros o inexistentes. De modo que tienden a encontrar héroes en la gente que conocen, como sus padres o maestros.

Esto significa que observan atentamente las acciones de las personas en posición de liderazgo, y que la energía, la pasión y el propósito de otros puede motivarlos.

No hace falta mucho esfuerzo para darse cuenta de que quieren pensar por sí mismos.

Otra consecuencia de la desconfianza que les merecen las instituciones y las personas en posiciones prominentes es que los Gen X quieren ser parte de la toma de decisiones.

De no ser así, votarán con los pies y se irán.

Esperan que se les pida opinión. No quieren cumplir órdenes solamente.

El trabajo debe permitirles un equilibrio en sus vidas.
Habiendo visto cómo sus padres sacrificaban su vida privada por un trabajo atesorado que finalmente perdieron, muchos Gen X han decidido que no van a seguir ese camino.

Su vida personal, la familia y los amigos son más importantes que los compromisos extracurriculares de trabajo.

El empleador que les ofrezca la flexibilidad necesaria para que los Gen X puedan mantener un buen equilibrio entre su vida privada y su trabajo tendrá mejores chances de retenerlos.

Muchnick describe los malentendidos entre generaciones como «una cuestión de diversidad.»

Cuando Muchnick hace sus presentaciones ante los grupos Vistage, dice que escucha un notable «Ah» proveniente de los miembros mayores, y también de los miembros más jóvenes que sienten que su presentación da en el clavo.

Marc Muchnick, Ph.D., disertante Vistage, es un experto en Generación X, que representa a las personas nacidas como él entre 1961 y 1981. También es un agudo observador de los más jóvenes, la Generación Y, nacidos entre 1982 y el presente, a medida que se integran a la fuerza laboral.